Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
24 de Septiembre de 2017
Cuida tu estómago en las fiestas
Reforma
23 de Diciembre de 2011

CIUDAD DE MÉXICO.- El abuso en el consumo de comida y alcohol, común en la época navideña, pueden provocar o agudizar algunas enfermedades gastrointestinales como gastritis, reflujo gastroesofágico y síndrome de intestino irritable.

Sin embargo, existen otros problemas gástricos que pueden complicarse como la colecistitis litiásica o piedras en la vesícula biliar e incluso hasta pancreatitis, advirtió Gualberto Mateos, gastroenterólogo y endoscopista del Hospital Angeles del Pedregal.

Además, beber alcohol en exceso puede lastimar y dañar la mucosa gástrica, causando una gastritis severa e incluso la aparición de una úlcera gástrica, corriendo el riesgo de que se presente una hemorragia, añadió el especialista.

Incluso el consumo exagerado de grasas y azúcares, así como de irritantes, puede provocar gastritis y dolor en la parte superior del estómago, además de exacerbar los síntomas del síndrome de intestino irritable, como es la distensión abdominal, afectando también la frecuencia de las evacuaciones.

Para evitar consumir grandes cantidades de alimentos, antes de llegar a una comida con la familia o amigos se debe comer fruta o algún aperitivo saludable para no estar hambriento hasta que se sirva la comida.

Se debe preferir como entrada las ensaladas de verduras con alcachofas, espárragos y betabel al vapor o crudas y sin adicionar aderezos, sugirió Araceli Hernández Corona, subjefe del Departamento de Nutrición del Hospital General Regional número 1 "Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro", en un comunicado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Otro consejo, resaltó, es aderezar con limón, aceite de oliva o vinagre; masticar más de 30 veces el bocado, ello también permite una mejor digestión, buena distribución de nutrientes y una pronta satisfacción, "entre más mastiquemos nos vamos a sentir más satisfechos", dijo la nutrióloga.

Gualberto Mateos recomendó no hacer ayuno por más de 8 horas, disminuir el consumo y la combinación de alcohol, cítricos, condimentos, picante, grasa, café y leguminosas, acostarnos o dormir por lo menos dos horas después de haber comido, disminuir el consumo de alcohol y de tabaco.

Para el plato fuerte, Hernández Corona sugirió que el mejor sustituto de la carne es el pescado y el bacalao es un alimento idóneo para estas fiestas; el consumo de pan debe ser limitado a uno o dos piezas como máximo y i hay deseo de comer postres, que estos sean elaborados en casa, con poca azúcar o endulzantes bajos en calorías y sin cobertura de chantillí u otras.

Mateos indicó limitar el consumo de azúcares refinados contenidos en turrones, mazapanes y polvorones; utilizar sal con mesura y moderar el consumo de bebidas alcohólicas, pues a mayor graduación alcohólica, más calorías contienen.

Síntomas distintos

Gastritis. dolor o ardor en la boca del estómago, náuseas y vómito.
Dispesia: eructos frecuentes, saciedad temprana, plenitud posprandial, náusea, dolor epigástrico.

Enfermedad por reflujo: agruras, regurgitación, disfagia (dolor al pasar los alimentos en el esófago) así como síntomas extra-esofágicos como dolor torácico, tos, faringitis, ronquera, asma, disfonía entre otros.
 
Síndrome de intestino irritable: dolor y distensión abdominal, alteraciones en la frecuencia y en las características de las evacuaciones (diarrea, constipación o ambos).