Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
25 de Septiembre de 2017
Está economía en desaceleración: Banxico
Redacción
25 de Noviembre de 2016

La economía mexicana está en una etapa de plena desaceleración de la cual es complicado saber cuándo saldrá por la incertidumbre que hay en el entorno global, aseguró Javier Guzmán Calafell, subgobernador del Banco de México (Banxico).

En una reunión en el Instituto de Desarrollo Empresarial de la Universidad Anáhuac, subrayó que se espera que este año el crecimiento económico sea menor al de 2015.

"La actividad económica en México registra tasas de crecimiento por debajo de su potencial y se encuentra en una fase de desaceleración.

"Durante los primeros nueve meses de este año, el PIB mostró un crecimiento anual de 2 por ciento, que se compara con una cifra de 2.7 por ciento en 2015. En este contexto se espera que nuestra economía muestre un crecimiento moderado en 2016, aunque inferior al del año previo", aseveró.

Saber cuándo saldrá la economía mexicana del bache en el que se encuentra será complicado, pues tras el resultado electoral en Estados Unidos priva la incertidumbre, advirtió.

"Es muy difícil en este momento hacer una estimación de la trayectoria de la economía mexicana en 2017 y en años posteriores, en virtud de que el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y sus posibles implicaciones han generado un entorno de incertidumbre particularmente marcado para la evolución futura de la economía mexicana.

"Al respecto, cabe recordar que la nueva administración estadounidense ha contemplado la introducción de medidas que podrían afectar los flujos de comercio y de remesas entre nuestros dos países", resaltó.

De cualquier modo, el subgobernador enfatizó que el panorama que se presenta para la actividad económica en México el próximo año es de un crecimiento muy moderado, por debajo de su potencial.

Sobre la inflación explicó que, con la liberalización de los precios de las gasolinas el próximo año, se espera que en 2017 el aumento de precios sea más elevado al registrado este año, aunque todavía dentro del rango de 3 por ciento previsto como meta de Banxico.

Hacia el final de su presentación, Guzmán Calafell reiteró que el entorno para México y la política monetaria que implementará el banco central es bastante adverso.

"En suma, la política monetaria en México enfrenta un panorama de un crecimiento económico por debajo de potencial y con una desaceleración de la actividad económica que incluso podría acentuarse en 2017.

"Vemos mayores presiones sobre la inflación y una situación inusual de incertidumbre sobre las perspectivas de la economía derivada de factores externos", recalcó.