Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
24 de Noviembre de 2017
Opinion
Columnista
Columnista
Contralor a modo
Gustavo Zamora | 21 de Noviembre de 2017

A Faustino Félix Chávez ya se le resbala lo que le puedan señalar sobre su Contralor, sabedor que la oposición lo tiene contra las cuerdas, toma nota de forma apresurada con su Montblanc, observa fijamente a su interlocutor, contrae sus maxilares, su rostro se enrojece y al final opta por quedarse callado.

Uno a uno los regidores dan cuenta de las omisiones de Fernando González Ulloa, quien sin duda pasará a la historia como uno de los servidores públicos más nefastos en la administración municipal de Cajeme, yo lo tengo en el top 5.

Y es que con una amonestación a una empresa constructora pretenden limpiar las docenas de omisiones entre denuncias ciudadanas, fallas evidentes y demás tropelías en las que ha incurrido el Órgano Interno de Control. Se nota claramente que la función del titular de la dependencia es la de hacerse guaje y tapar todo a como dé lugar.

La inacción del contralor pareciera estar más encaminada a cubrir las huellas y borrar rastros de inadecuados manejos en el pasado.

Está condenada la administración municipal a ser juzgada en un futuro – aunque solo sea en charlas de café- por la inacción de su Contraloría, Faustino Félix debiera considerar eso, sobre todo si como lo ha dicho reiteradamente, piensa quedarse aquí en Cajeme una vez que concluya su periodo como alcalde, no puede atar su prestigio a la irresponsabilidad de uno de sus subordinados, a menos claro que sea parte de una acción así pactada entre más de dos partes, lo cual ya es un secreto a voces en Cajeme. 

Por cierto, que en la sesión de cabildo quedó de manifiesto cuan involucrados están los regidores de Movimiento Ciudadano con las decisiones que se toman y los temas que ahí se discuten, el regidor Jorge Russo Salido justificó su ausencia, pero Giovanna Alicia López Cedano no lo hizo, no es la primera vez que la edil se ausenta de las sesiones, -bueno- la verdad sea dicha, tampoco es que su presencia marque diferencia ya que su participación es nula. Si la regidora de MC no es de los políticos tradicionales que cobran por no hacer nada yo pido, con todo respeto, que me expliquen la diferencia.

Criterios

Falleció Don José Escobar en septiembre y aún se le extraña al apreciado cronista de la ciudad. Dicen que por respeto a su recuerdo y a su familia la autoridad municipal no hablará de quien le sucederá en tan honroso trabajo sino hasta después del aniversario de la fundación de Cajeme, es decir después del día 29, honestamente no se ve que se le falte al respeto a Don José con tocar el tema. 

Ojalá y la decisión se tome considerando la capacidad para hacer un trabajo profesional, serio y que no sea la alabanza sin medida a los integrantes de los gobiernos priistas el fiel de la balanza para elegir a alguien.

Parece que la selección del cronista de la ciudad está estrechamente ligada con la cantidad de halagos y porras que desde sus aportaciones diarias a la comunidad le entregan al Alcalde Faustino Félix Chávez y a su partido el PRI, de ser cierto eso será algo muy lamentable, si nos basamos en esa premisa pudiéramos decir que ese puesto ya tiene dueño y se intenta solamente ganar tiempo para ver si se encuentra una justificación convincente. 

De los nombres que suenan para ser el próximo cronista de la ciudad destacan por su dedicación y entrega los de Bernardo Elenes Habas y Sergio Anaya Mexía, a ambos los aprecio bastante, pero eso no impide que tenga una opinión muy personal: Debiera ser Sergio Anaya por sus méritos, porque sin haber sido designado oficialmente ha hecho la labor de un cronista, por ser un referente obligado para quienes buscan en el pasado y se asoman al futuro.  

Ojalá en esta ocasión se tome la decisión adecuada y por encima de la adulación que arranca compromiso se pondere el profesionalismo, más allá de que existan o no coincidencias en lo político-partidistas.

Escasa denuncia

Comparto el sentir del Alcalde respecto a la escasa denuncia ciudadana a actividades anormales por llamarlas de alguna manera, pareciera que las armas de fuego aparecen hasta que son utilizadas en la comisión de un delito, para todos quienes vivimos en Cajeme resulta increíble que los ciudadanos no veamos los “movimientos sospechosos” de las células criminales, pero hay que añadir que los policías tampoco los ven, ah que delincuentes estos tan invisibles.