Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
25 de Septiembre de 2017
Opinion
Columnista
Columnista
Dudosa relación con constructores
Gustavo Zamora | 04 de Septiembre de 2017

Otra vez la madre naturaleza nos recordó que se han tomado malas decisiones durante décadas en Cajeme, autoridades han permitido la construcción sobre avenidas naturales y el asfalto y concreto ha tomado el lugar de los arroyos, para agravar el problema nos ahoga la corrupción ligada a las obras y la falta de voluntad en la gestión de recursos.

En el trienio de Manolo Barro se anunció que los encharcamientos en el área del Parque Infantil e IMSS quedarían en el pasado, meses más tarde los tubos en la calzada Ostimuri debieron ser removidos porque habían colapsado debido a fallas humanas en los cálculos, al menos eso se dijo.

Durante la gestión de Rogelio Díaz Brown se hizo otro anuncio optimista, la gestión de 117 millones de pesos por el entonces Diputado Federal Faustino Félix Chávez, ahora sí evitaría el problema cíclico del sector, además de construir obras de drenaje pluvial en varios puntos de la ciudad, como era de esperarse, no pasó del anuncio; al actual Alcalde le entusiasmó más la idea de conseguir recursos para el estadio nuevo.

Desde su campaña Félix Chávez ha sostenido que en su trienio se estarán sentando las bases para el desarrollo, no dudamos que lo inicie, bien pudiera empezar con lo elemental; construir obras para evitar imágenes de sectores inundados que poco abonan para tener una mejor percepción de la ciudad.

Consideramos que debe retomar el control de las obras en la ciudad y área rural y no cederla a los intereses de servidores públicos foráneos que desde lejos determinan qué es los que necesita Cajeme y dejan de manifiesto que no saben lo que hacen o tienen relación irregular con los constructores. No puede permitir el Alcalde que las lluvias no solo den al traste con las obras recién construidas sino que erosionen la credibilidad en su administración.

Alguien del Municipio tiene que ofrecer una explicación por lo ocurrido en la calle Veracruz al norte y en la Calzada Olea, calles de ínfima calidad de concreto hidráulico que empresas de allegados a las autoridades municipales construyeron.

Al frente de la constructora Terplan se encuentra el ex presidente de CMIC y actual regidor (PRI) Mario Guerra Esquer, para tomarle el pelo a la transparencia realizó cambios en el acta constitutiva de su empresa antes de integrar la planilla, su socio de apellido Herrera es supuestamente quien adquirió a la empresa, construyeron también parte del estadio.

Comercializadora R. de la Tejera fue la empresa que construyó la calzada Olea. Cercana a la calle París entre 200 y Jesús García quienes más la utilizan son quienes asisten a un gimnasio pero no lo hacen a bordo de algún vehículo sino que sobre esos 200 metros de concreto hidráulico donde se ejercitan, inaceptable que la calle exhiba cuarteaduras. Explicable apenas por la corrupción que la obra pública en Cajeme sea tan deficiente.

Fiscal carnal

Digna de reconocerse la lucha para evitar que el actual Procurador General de la República sea el Fiscal General, un individuo ligado al partido en el poder, abogado de la Presidencia de la República y muy cercano al Jefe del Ejecutivo no puede bajo ninguna circunstancia quien tenga tan enorme responsabilidad, para colmo su patrimonio empieza a ser cuestionado.

Y es que es nefasto que quienes se encargan de hacer combatir la transa sean los primeros en encubrirla, Cajeme es el ejemplo más cercano que tengo y que se me viene a la mente, sabedores de la múltiples irregularidades que existen lo más fácil fue llamar al puesto de contralor a alguien incondicional, para agravar el asunto, familiar de exfuncionarios. Dice el Alcalde que es un gran servidor público y pidió un voto de confianza a la oposición, vamos a ver si en el último tercio de la administración enseña algo para no hacer quedar mal al Alcalde.

No cerramos los ojos a las buenas iniciativas que tiene el Gobierno Municipal, esta vez, en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública Estatal logró la apertura de la Unidad de Mediación y Resolución de Conflictos viene a llenar un vacío para dar cauce a situaciones donde las partes aceptan ante todo que existe una salida negociada, que tienen voluntad de superar el conflicto y sobre todo que una vez tomada la decisión se trabajará en que se eliminen las fricciones.

Quizá de momento no se alcance a comprender el impacto positivo que iniciativas como esta van a tener en el día a día de la comunidad, el coordinador de vinculación lo resumió muy bien: se trata de difundir la cultura de la paz entre la sociedad. Que buena noticia para Cajeme.