Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
24 de Noviembre de 2017
Opinion
Columnista
Columnista
Y la Gendarmería se fue
Gustavo Zamora | 23 de Octubre de 2017

Valiente Gendarmería la nuestra que se van de Cajeme justo cuando atravesamos una etapa complicada con choques entre grupos de delincuencia organizada que dejan como saldo muerte y familias en el dolor y la angustia, a ver de qué tamaño es el conteo de ejecuciones cuando deciden regresar, si es que lo hacen.

Cuando Adolfo García Morales habla de estadísticas lo hace como debe ser, mostrando también los aspectos donde los números no favorecen a Seguridad Pública y en aquellos donde es necesario aplicarse más a fondo. Si bien julio y agosto mostraron índices de homicidio doloso a la baja, en septiembre y octubre Cajeme ha vuelto a ser ese municipio “foco rojo” en el estado. 

Y es que pese a haberse implementado el programa Escudo Ciudadano donde se busca la participación de la sociedad a través de fomentar la participación de la comunidad desde la formación de comités vecinales, detección de factores de riesgo, talleres de formadores de pacificadores comunitarios, hasta estudios de victimización y percepción de la realidad, la idea en las personas de la calle es que hay más inseguridad por los delitos de alto impacto.

Cajeme abona una buena cantidad de homicidios dolosos que ubican a Sonora en los lugares preponderantes, es un logro que Sonora haya salido del top ten sin embargo, el lugar número 11 en que nos ubicamos actualmente con 14.71 homicidios por cada 100 mil habitantes era para que las autoridades gestionaran la permanencia de la Gendarmería.

En términos generales y sin caer en un triunfalismo que en nada ayudaría, en los primeros dos años de gobierno de la administración de Claudia Pavlovich Arellano se ha mejorado en la estadística, aún hay que trabajar en la percepción y esta no tienen nada que ver con la propaganda sino con conducirnos todos dentro del marco legal. 

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) nuestro estado ha avanzado siete lugares desde 2015 cuando estábamos en el sitio 11, entonces el 36.64 por ciento de personas manifestaban sentirse seguras en Sonora, en 2016 aumentó 47.61, para este año el índice de personas que se sienten seguras disminuyó tres puntos, pero seguimos ubicándonos en el quinto lugar a nivel nacional.

García Morales acepta que en materia de seguridad no existe fórmula mágica, es el trabajo constante y la supervisión lo que dará resultados, ojalá se aplique la ley igual hacia afuera que adentro. Que se implementen mejoras en los filtros para que quienes entran a laborar en las dependencias de Seguridad Pública a nivel municipal sean profesionales confiables, porque luego resulta que tras la pérdida de confianza los alcaldes no encuentran qué hacer con los elementos policiacos.

Quizá yo esté equivocado y ande de mal pensado solamente, pero no se ve bien que colaboradores cercanos del Alcalde de toda la vida ahora presten sus servicios como proveedores en el Oomapasc… y es que por más gracias que algunos tengan y descubran tras décadas de brindar protección que lo suyo lo suyo es la reparación de redes se debe ser más considerado. No vaya a ser que luego piensen que el trabajo se lo dieron por ser tan cercano al Alcalde o peor aún, que sea solo una transacción con triangulaciones simuladas. Nada que nuestro glorioso Contralor Municipal no pueda investigar y llegar al fondo del tema, después de todo ha demostrado amplia capacidad en el cargo.