Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
19 de Febrero de 2018
Opinion
Columnista
Columnista
El PRI de las divisiones
Gustavo Zamora | 29 de Enero de 2018

Después de miles de lámparas ahorradoras que regaló Antonio Astiazarán al fin se le prendió el foco y percibió como que no era de los aprecios de la dirigencia (y la dirigente) del PRI en Sonora o al menos, antes que él había recomendaciones con mayor peso.

Muy poca posibilidad de ganar tiene el guaymense pues está visto que en este y todos los partidos políticos se hace lo que la dirigencia ordene, esa película ya la hemos visto con diferentes directores y reparto. Pudiera incluso servir de ensayo general un operativo de este tipo; si lo aplican con singular maestría al exterior, al interior debe ser una delicia verlos. 

Para quienes no tenemos mayor injerencia ni interés en las decisiones del tricolor es motivo de curiosidad en que van a acabar las cosas, siempre es positivo escuchar las voces discordantes pues a la larga enriquecen más que la porra y el aplauso de la manada, aunque -como es el caso- este nado contra corriente obedece más a un interés personal que a una visión ideológica. 

Ojalá su #VoyDerechoyNoMeQuito tuviera una intención de cambiar en algo la manera de hacer política y negocios, al parecer se trata de una rabieta solamente, en Cajeme hay personajes muy cercanos a él que dicho por ellos mismos tiempo atrás le guardan una profunda lealtad y “forman parte de su equipo” por mencionar dos nombres: René Arturo Rodríguez y Denisse Navarro, vamos a ver en que termina este episodio.

En los equipos de Rodrigo Bours y Gustavo Almada pusieron el santo de cabeza para que sea Emeterio Ochoa el candidato del PRI y es que se percibe mucho más débil y vulnerable que Abel Murrieta y Anabel Acosta (ahora descartada para la alcaldía), temas relacionados a la administración municipal 2012 2015 no tardarán en sacarlos a la luz y no tanto porque Ochoa Bazúa esté relacionado directamente sino por ser el alumno del ex alcalde. Los cajemenses no desean que regresen las constructoras patito, los contratos como el del alumbrado público que tienen a la ciudad a oscuras, rastros inservibles entre otras joyas del pasado reciente.

A muchos priistas en Cajeme les irrita la posibilidad de que se imponga candidato en búsqueda de la Alcaldía y se hace sin considerar primero que tengan la preparación y segundo que no gocen de la mejor reputación en el servicio público. Esos mismos integrantes del PRI que en esta ocasión van contra la imposición pueden fácilmente descarrilar una campaña del tricolor en este municipio tan maltratado y mover los resultados del 1 de julio, por su capacidad económica son, nos guste o no, el fiel de la balanza. 

Las convocatorias para aspirantes del PRI a las alcaldías fueron dadas a conocer y la separación de aspirantes a los cargos que actualmente ostentan extraoficialmente ya se ventiló. Será vía convención de delegados y delegadas la elección de los aspirantes a presidentes municipales de los municipios más poblados de Sonora, el día 7 de febrero habrán de inscribirse y el 11 de marzo se llevaría a cabo la elección interna. Mucho habrá de decirse hasta entonces sobre el tema.

Remedios 

Hace semanas publicó el New York Times un reportaje de Max Fisher y Amanda Taub titulado: Los empresarios de Monterrey y su rol en la seguridad pública. En aquella entidad los políticos estaban más ocupados haciendo negocios (como en Sonora) que en cumplir con las obligaciones inherentes a sus cargos. De manera que sin pedirles permiso los más prominentes empresarios se hicieron cargo de asuntos de seguridad pública y combate al delito.

“Para resolver el problema delictivo era necesario remediar la corrupción y, para lograrlo, era necesario componer el sistema público”, “Lo que hicieron fue crear servicios policiacos comunitarios integrales”, las reformas no solo prosperaron debido a la generosidad de los directores corporativos, sino gracias a que fue posible deshacerse de la corrupción política usual y las negociaciones amañadas, a esa conclusión llegaron los entrevistados.

Tal vez la solución no sea del todo descabellada, en un estado como Sonora donde la Fiscalía General de Justicia del Estado y el aparato que está dizque para prevenir delitos tiene más puesta la atención en que las cifras no vayan a afectar a la imagen de la Gobernadora que a ofrecer resultados a la población.