Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
22 de Abril de 2018
Opinion
Columnista
Columnista
A buscarle rumbo al 2018
Gustavo Zamora | 08 de Enero de 2018

¡Que gusto encontrarnos en un año más! Ante todo, amable lector va nuestro deseo que le vaya muy bien en este 2018, que la salud y buenos momentos estén presentes a lo largo de estos doce meses y más allá todavía. 

El año que inicia será muy interesante, de entre todos los temas destaca la elección constitucional donde habremos de elegir buena parte de los ciudadanos al próximo presidente de México, de ese tamaño es la responsabilidad que tendremos los ciudadanos en seis meses.

Partiendo de un ánimo constructivo y en cierta medida optimista, los mexicanos contamos en teoría con las instituciones para llevar un proceso electoral que nos daría certidumbre respecto a quien resulte ganador.

Pero no debemos engañarnos, por encima de los buenos deseos esta nuestra realidad; no tiene México partidos políticos de altura, tribunales electorales de confianza y en muchos casos el elector sabe que su credencial del IFE tiene un precio que muchos actores políticos están dispuestos a cubrir.

Los más optimistas perfilan una participación cercana al 60 por ciento del padrón y aseguran que el próximo Presidente de México pudiera tener apenas un poco más del 20 por ciento de aprobación de los ciudadanos, con esos números no nos sorprenda que esté en riesgo la estabilidad política y económica del País, otro “haiga sido como haiga sido” ya no lo soportan los mexicanos.

Veremos de qué tamaño es la fidelidad de los priistas sonorenses a su tótem, muchos políticos que despachan como servidores públicos o se desempeñan en cargos de elección popular le deben todo a Manlio Fabio Beltrones, con el rol marginal que según enterados tendría el villajuarense algunos ya están moviendo las velas de sus embarcaciones para que los vientos del centro del país soplen hasta acá y los lleven a un puerto estable.

Los tuiteros “influencers” incondicionales y cercanos al Gobierno del Estado han dejado entrever que Anabel Acosta Islas sería la persona de los afectos de la Gobernadora para buscar la alcaldía de Cajeme, según los usos y costumbres del PRI sería ya un simple formulismo todo lo que siga, dentro del tricolor sin embargo las señales que Abel Murrieta pudiera encabezar la fórmula es una versión que cada día toma más fuerza.

Hasta hoy y como cada tres años hemos escuchado versiones no confirmadas, trascendidos y suposiciones, ya vendrá el tiempo en que nos planteen sus planes y programas, ojalá nos sorprendan y dejando la estridencia de lado se den un tiempo en las campañas para decirnos como van a sacar adelante al municipio y lo más importante, como vamos a recuperar la confianza los cajemenses en nuestros funcionarios municipales. Será que se sienten muy orgullosos en el PRI de las dos administraciones que de forma consecutiva hilvanaron, pero ¡ah que caros han salido! con sus contratos muy cuestionables, sus construcciones con tufo a corrupción, pero sobre todo con la nula rendición de cuentas.

Ojalá y antes que sus fórmulas mágicas para “generar empleos bien pagados”, “recuperar la tranquilidad de las familias” y tanta frase se lleva el viento o se evapora con el calor de mayo y junio ahora sí impulsen lo más elemental en la administración pública, el orden y la transparencia en el actuar de los servidores públicos.

No es de ninguna manera para echar las campanas al vuelo, pero en Cajeme la generación de empleos cerró con tendencia positiva en 2017 y eso es digno de reconocerse. Aún no están disponibles los números de diciembre, pero en noviembre había registrados 109 mil 421 ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, y si bien compararse con otras ciudades a veces nos frustra justo ponderar el logro. Aún falta mucho por hacer, pero los números no mienten y su interpretación nos dice que en eso hay rumbo.