Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
17 de Noviembre de 2017
Aprueban Ley de Ingresos en lo general
Redacción
19 de Octubre de 2017

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos de la Federación 2018, que contiene una bolsa adicional para destinarla a la reconstrucción por los sismos.

Con 399 votos a favor, una abstención y 44 en contra de Morena, el Pleno aprobó el dictamen, que contempla un ajuste al alza en el cobro del Impuesto Sobre la Renta para las personas físicas.

A un mes de los terremotos, los legisladores avalaron recursos extras por 43 mil 291 millones de pesos.

Los legisladores ajustaron el precio del petróleo, la paridad del dólar y la expectativa de eficiencia recaudatoria para establecer dicho monto adicional en los ingresos previstos para el próximo año.

El pleno entrará a una larga jornada de discusión de reservas de artículos. Se anotaron cerca de 40 oradores para presentar sus propuestas de modificación.

"Considerando la situación que priva a consecuencia de los fenómenos naturales perturbadores ocurridos en el territorio nacional, los recursos derivados de la revisión que esta soberanía realizó podrán coadyuvar a las acciones de reconstrucción y de atención a la población afectada, en las zonas de desastre previstas en las declaratorias correspondientes emitidas por la Secretaría de Gobernación conforme a la Ley General de Protección Civil.

"Como complemento a los apoyos que se distribuyen a través de los fondos públicos para la atención de los desastres naturales dirigidos a la reparación o reconstrucción de los daños ocasionados por los sismos ocurridos en nuestro país los días 7 y 19 de septiembre, se han emitido diversas facilidades o estímulos fiscales para las personas afectadas por los citados sismos", señala el dictamen.

El texto indica que el objetivo es que los recursos con los que cuenten los afectados por los sismos puedan ser canalizados y aprovechados en mayor medida para la reparación o recuperación de los daños a su patrimonio.

"Estas medidas fiscales consideraron desde la liberación de la obligación de efectuar pagos provisionales, diferimiento de los pagos bimestrales para el caso de los contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal, diferimiento hasta en tres parcialidades de los pagos del impuesto al valor agregado y del impuesto especial sobre producción y servicios, diferimiento hasta en tres parcialidades del entero de las retenciones por salarios y hasta la posibilidad de realizar la deducción inmediata de las inversiones efectuadas en bienes nuevos de activo fijo en las zonas afectadas.

Además de lo anterior, para las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México y para algunos municipios de los Estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala, se estableció el beneficio de que las personas que perdieron totalmente sus hogares como consecuencia de los sismos referidos, no paguen el impuesto sobre la renta por los ingresos que reciban producto de la venta del terreno en donde se encontraba albergada su casa habitación.

El dictamen prevé un techo de deuda de 5 mil 500 millones de pesos para la Ciudad de México.