Banner
CD. OBREGÓN, SONORA LUNES 15 DE JULIO DE 2019
Si no hay acuerdo productores de tomate pagarían arancel
Mónica Valdivia
12 de Abril de 2019

CIUDAD OBREGÓN.- Productores mexicanos de tomate que exportan a Estados Unidos, podrían pagar a partir del siete de mayo un arancel si ambos países no llegan a un acuerdo en el tema del dumping en el que según agricultores de Florida, incurren sus homólogos mexicanos.

Manuel Cázares Castro, vicepresidente del Consejo Nacional del Sistema Producto Tomate, expuso que luego de dos semanas de negociaciones entre productores de ambos países en Washington D.C., decidieron levantarse de la mesa ante la informalidad de los americanos, quienes evidenciaron no haber si quiera revisado las propuestas presentadas por los mexicanos.

Actualmente, de los 200 millones de dólares que se exporta de tomate, el sur de Sonora aporta el 75 por ciento y según demandan los productores de Florida, los mexicanos venden el producto muy por debajo del costo de producción de los americanos.

Cazares Castro recordó que la demanda de dumping la presentaron los productores de Florida en 1996 y desde entonces se han hecho convenios quinquenales, sin embargo el último venció en 2018 y a la fecha no habido un acuerdo en las negociaciones, las cuales tomaron un tinte político desde el arribo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

El Consejo Nacional del Sistema Producto Tomate, busca proteger a los productores, principalmente a los pequeños y medianos que no podrán cubrir el pago del arancel, el cual sería del 17.54 por ciento del valor de lo exportado.

La situación, pone en riesgo medio millón de empleos directos y temporales que genera el cultivo.

Para el caso de Sonora, es la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui y Mayo (Aphym) la que participa en las negociaciones con el país vecino, con Alberto Cruz Elías Calles y Benjamín Esquer como representantes.

“Estamos pidiendo ayuda diplomática e internacionales para que no se aplique un impuesto al tomate, ya que ni a ellos ni a nosotros nos conviene una medida arancelaria, ni mucho menos a los consumidores, quienes finalmente pagaran ese arancel”, añadió Cazares Castro.

Durante los 22 años de disputa por el dumping, los productores de tomate de México han crecido cerca de un 30 por ciento sus exportaciones, ya que los productores de Florida se quedaron rezagados en infraestructura, tecnología y variedades.