Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
21 de Septiembre de 2018
Depende Adrián de su espalda
Reforma
08 de Marzo de 2018

A punto de cumplir 36 años, Adrián González tiene las cosas claras y las dice sin temor. Si la espalda no le responde esta temporada, dirá adiós a los diamantes.

"No voy a ser el primero que me tengo que retirar por una lesión y no voy a ser el último", recalcó el "Titán" en entrevista exclusiva con CANCHA en el campo de entrenamiento de su nuevo equipo, los Mets.

Luego de promediar 159 juegos por temporada de 2006 a 2016, el primera base mexicano fue limitado a sólo 71 duelos el año pasado con los Dodgers por una lesión en la espalda que lo obligó a visitar por primera vez en su carrera la lista de lesionados.

Bateó apenas tres jonrones y remolcó 30 carreras, los números más bajos de su trayectoria en Grandes Ligas, pero, sobre todo, se perdió la oportunidad de jugar su primera Serie Mundial. En sus 11 años previos promedió 27 cuadrangulares y 102 remolques por temporada.

"Si la espalda falla, ¿qué voy a hacer? Ni modo. Los doctores me han dicho que si me opero, se acaba la carrera. Es cosa de la vida, no quiero salir del beisbol y no poder moverme, no tener una buena vida", recalcó González.

Los Dodgers enviaron al tijuanense a los Bravos en un cambio y, tras ser puesto en libertad, acordó por un año con los Mets, quienes pretenden que reparta tiempo en la inicial y funja como mentor de los más jóvenes.

"Si tengo una temporada buena, no me voy a retirar. Voy a tener 36 años y todavía me van dos o tres años para seguir jugando. O llega el año en el que diga: 'ahí estuvo' o que tenga un problema de salud. No fue porque yo me retiré, sino fue porque me retiró la vida, pero mientras esté fuerte, yo pienso seguir jugando", aseguró el "Titán".

Lo cierto es que cada vez le cuesta más al mexicano prepararse para los encuentros, a los que llega dos horas antes para estirarse y hacer la rutina con la que se recuperó de sus molestias, que incluye, según él, el tipo de terapia a la que se someten personas que acaban de pasar por una cirugía.

Sobra ímpetu, falta tecnología

El "Titán" sabe una cosa o dos sobre estar a punto de lograr algo grande y quedarse en la orilla, sobre todo, después de lo que le sucedió el año pasado con los Dodgers.

Para Adrián González, el hecho de que la Selección Mexicana de futbol se haya acostumbrado a no pasar a los Cuartos de Final los últimos cinco Mundiales no es un problema sicológico.

"Nosotros los mexicanos somos de los más fuertes mentales, de los que más trabajamos. Lo único es que no tenemos el equipo de tecnología. Aquí en Estados Unidos se están viendo cosas de cómo dormir, más allá de lo qué haces en el campo, y de lo que yo he visto, esas cosas todavía no llegan a México y si no llegan a México, ¿cómo puede uno llegar a ese nivel?", aseguró el ligamayorista tricolor.

"El País está cuatro o cinco años atrás, no sé si sea por las cosas que hay disponibles, de cuestión de dinero, pero lo que están haciendo en Estados Unidos, en Alemania con las instalaciones que tienen, los gimnasios, la forma que entrenan, la técnica, están más avanzadas y cuando tienes cosas más avanzadas da mejores resultados, especialmente en un deporte como futbol".

González cree que el Tri pasará sin problemas de la fase de grupos, en la que se medirá ante Alemania, Corea del Sur y Suecia, aunque ve complicado que puedan rebasar la llave de Octavos de Final, en la que podría enfrentar a Brasil.

"Uno puede decir que está decepcionado porque no les fue bien, pero uno siempre está orgulloso del trabajo. Yo siendo deportista sé que cuando las cosas no salen bien, no es que faltó el esfuerzo, el cariño o el corazón, simplemente, a veces no salen las cosas", aseguró Adrián.

Confía en nueva camada

González no se preocupa por el futuro de los mexicanos en Grandes Ligas.

Las actuaciones de los bateadores nacionales en la actual pretemporada pueden darle tranquilidad a Adrián González de que, cuando se retire, habrá alguien que tome su estafeta.

El primera base de los Mets destacó lo que están haciendo tanto Christian Villanueva como Luis Urías, de los Padres de San Diego, equipo con el que el "Titán" se convirtió en una estrella.

"Ya se está viendo en México esa motivación para ser más fuerte, más rápido, más ágil, y, por eso, están empezando a salir estos jugadores nuevos que se ven muy bien", apuntó González.

"Tienen buena fuerza, se mueven bien. Villanueva y Urías tienen muy buenas facultades".

Adrián alabó también el trabajo del cuerpo de lanzadores nacionales en la Gran Carpa, encabezado por Roberto Osuna, cerrador de los Azulejos de Toronto y que está a cinco salvamentos de llegar a los 100 en apenas tres temporadas.

"Los pitchers mexicanos siempre han sido reconocidos porque tiran strikes, saben mover la bola. Hoy en día, todos tienen buena velocidad, ya están empezando a meterse más a las pesas, al ejercicio, que les está ayudando a mantenerse más el nivel", agregó.

González ya es el pelotero mexicano con más hits, dobles y producidas de la historia. El récord que le falta es el de jonrones, en poder de Vinicio Castilla, uno que empataría con nueve bambinazos más.