Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
22 de Julio de 2018
Es Karla la primer mujer mexicana scout de un equipo de la MLB
Reforma
13 de Mayo de 2018

Karla Espinoza dejó de usar la pluma y la libreta para hacer notas y ahora las utiliza para apuntar tiempos, velocidades, calificaciones y reportes.

La sinaloense cumplió 38 años el sábado 5 de mayo, pero el jueves 3 recibió su regalo adelantado: convertirse en la primera mujer mexicana en ser scout de un equipo de Grandes Ligas, en este caso, de los Rays de Tampa Bay.

No será la única mexicana que trabaja en la gran carpa. Mariana Patraca, quien fuera seleccionada mexicana en softbol, es la administradora del complejo de beisbol que tienen los Diamondbacks de Arizona en República Dominicana.

Sin embargo, según los antecedentes registrados de mujeres cazatalentos, sólo han sido ocho mujeres las que han trabajado en cinco equipos de MLB, Karla es la novena.

"La parte donde el sueño comienza es viendo a los prospectos, viendo a chavos de 14, 15, 16 años que dejan todo en el campo por llegar al sueño de Grandes Ligas y es ahí donde empiezo a aprender esto desde hace dos años (2016)", comentó Espinoza Cárdenas vía telefónica a CANCHA.

"Fue de autoconocimiento, pegándome con scouts, preguntando '¿cómo es un cronómetro, en qué momento le aprieto, en qué momento es la salida?', cuestiones técnicas del scouteo, checar detalles, acciones de brazo, mecánica, bateo, swings, diferencias de pitcheos y me empiezo a apasionar".

Karla Irene estudió Comunicación en tres campus del Tec de Monterrey: Guadalajara, Sinaloa y en la Sultana del Norte, donde se graduó, pero la mitad de la carrera la hizo en la Perla Tapatía; además, jugaba softbol desde la prepa.

Su primer trabajo fue en el Salón de la Fama del beisbol que está en Nuevo León, después trabajó en un periódico y en un canal de televisión en Puebla, en donde le hizo un programa a los Pericos. Fue corresponsal de ESPN, cubrió Series Mundiales y Juegos de Estrellas como freelance, fue coordinadora del Juego de Estrellas de 2005 en la Liga Mexicana de Beisbol y estuvo como community manager de los Tomateros de Culiacán, en la Liga Mexicana del Pacífico.

Como periodista, acumuló 12 años de experiencia y cuando llegó la academia de beisbol de MLB a Culiacán formó parte de ese proyecto y empezó a apoyar con el registro, con los tryout de los jugadores y a relacionarse con los scouts.

Ahí comenzó todo.

"Esto me llevó a aprender, sí con la meta de ser scout algún día, de llegar a Grandes Ligas, pero la verdad lo veía muy lejano. Para tener la oportunidad hay que darte a ver, hay que estar ahí, en torneos, en las ligas infantiles, en olimpiadas nacionales, torneos estatales, donde están los mejores y en donde se reúnen los scouts es en donde me empiezan a ver y a decir '¿esta quién es, qué hace?'", dijo.

En marzo de este año, Tijuana fue sede del Showcase, evento que reúne a jóvenes prospectos y a los scouts de los 30 equipos de Grandes Ligas, y ahí Eddy Díaz, supervisor de scouteo de Tampa Bay en México y mánager tricampeón con los Yaquis de Ciudad Obregón, le pidió apoyo con videos de los peloteros, algo que se convirtió en la prueba de oro para Karla Espinoza.

Los videos, y unos reportes previos que realizó en la Olimpiada Regional de Los Cabos de este año, motivaron a los scouts de los Rays a ofrecerle un contrato para que formara parte del equipo de cazatalentos. En el Showcase, los Filis de Filadelfia y los Blue Jays de Toronto también mostraron interés en sus servicios.

"El jueves de la semana pasada Eddy Díaz me habló para hacerme la oferta de que si quería ser scout de Tampa Bay y no había mucho qué pensar".

Las primeras actividades de la sinaloense como scout de Tampa serán el Juego de Estrellas de la Academia del Carmen de LMB y la Olimpiada Nacional en Chihuahua, ambas en este mes.

A buscar la nueva gema

La nueva scout de los Rays tendrá la tarea de detectar si un pelotero tiene talento como para llegar a jugar en una Liga mexicana o sólo los domingos con sus amigos, pero la otra parte de su trabajo, dicho por ella, es que en el 98 por ciento de los casos se va a equivocar.

"La parte del scouteo casi nadie habla, es de las más sacrificadas, estar en campos de beisbol llaneros porque ahí te puedes encontrar cualquier gema, viendo torneos de ligas infantiles donde ni gradas hay, bajo el sol, viajando distancias cortas y largas, estar checando jóvenes, reportarlos, cuando vea a un joven que me guste y que tenga las cinco herramientas que debe tener un buen jugador de beisbol profesional, reportarlas al equipo, eso es visorear", dijo.

"Es un reto muy grande, sí era muy difícil llegar a Grandes Ligas porque como periodista entrevisté a muchas estrellas del beisbol, a muchos mexicanos sobre todo y todos me contaron lo difícil que es llegar, y sí lo es, espero superar las 17 temporadas de Juan Gabriel Castro en Grandes Ligas".

Los reportes que realizará Karla no sólo comprenderán lo que ve en el terreno de juego, sino que va más allá.

"También está una parte importante que es la intangible, la del makeup, qué es el jugador, cómo se comporta, si es líder, si es agresivo, si entra a campo sin ganas, actitud, liderazgo, de qué familia viene, a mi me gusta mucho hablar con los papás porque ahí se les ve el hambre de llegar, la disciplina. Si desde chavo eres un prospecto, pero eres una persona conflictiva, inmadura que no sabe lo que quiere, eso también perjudica en tu desarrollo y hay que checarlo", comentó Espinoza.

Poco poder femenino

Karla Espinoza se convirtió en apenas la novena mujer cazatalentos en las Grandes Ligas, aquí están sus predecesoras.

Bessie Largent (se convirtió en la primera scout, en 1925)

Edith Houghton (Filis de Filadelfia)

Lois Brandenburg (Reales de Kansas City)

Dorothy Fox (Orioles de Baltimore)

Jennie Paul (Indios de Cleveland)

Robin Wallace (Buró de scouts de MLB)

Amanda Hopkins (Marineros de Seattle)

Haley Álvarez (Atléticos de Oakland)