Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
11 de Diciembre de 2018
Va Dodgers contra la historia
Redacción
25 de Octubre de 2018

El día de descanso en la competición del Clásico de Otoño de las Grandes Ligas permitirá a los Medias Rojas de Boston y los Dodgers de Los Ángeles recuperar fuerzas físicas y sobre todo trabajar en las estrategias de cara a afrontar lo que resta de la Serie Mundial, después de haberse disputado dos partidos al mejor de siete.

Hasta ahora el dominio es completo de los Medias Rojas que tienen ventaja de 2-0 tras los triunfos conseguidos en su campo del Fenway Park, una ventaja que los hace aun más favoritos de lo que ya partían antes que diese inicio la competición.

Sin embargo, los Dodgers, que repiten presencia en la Serie Mundial por segundo año consecutivo, tienen todavía la posibilidad de la remontada, aunque las estadísticas no le son favorables.

En la historia de las series de playoffs al mejor de siete, los equipos que arrancaron con marca de 2-0 terminaron imponiéndose en 68 de 81 ocasiones.

Precisamente, entre los 13 equipos que lo consiguieron están los Medias Rojas, cuando en la Serie de Campeonato del 2004 tras perder los tres primeros partidos frente a los Yanquis de Nueva York al final la ganaron por 4-3.

La serie entre los Medias Rojas y los Yanquis del 2004 es considerada la más grande remontada en la historia del beisbol profesional y posiblemente del deporte profesional.

Los Dodgers ya saben lo que es estar abajo 0-2 en la Serie Mundial, vivieron la experiencia en la de 1981, que comenzaron con sendas derrotas fuera de su campo frente a los Yanquis, que habían llegado por tercera vez al Clásico de Otoño en cinco años y partían como favoritos, para al final ganarla en seis.

El abridor novato mexicano, el zurdo Fernando Valenzuela, que ganó el Juego 3 siendo, fue la gran figura y héroe de la serie además de comenzar el fenómeno de la "Fernandomanía" en las Grandes Ligas.

Pero lo que no ha podido conseguir ningún equipo en la Serie Mundial es remontar una desventaja de 0-3 por lo que el Partido 3 de este viernes será de vida o muerte para la causa de los Dodgers.