Banner
CD. OBREGÓN, SONORA MARTES 22 DE ENERO DE 2019
Quiere Urías regreso estelar
Redacción
24 de Diciembre de 2018

Dave Roberts tiene contemplado darle a Julio Urías un lugar en la rotación de los Dodgers de Los Ángeles para la temporada 2019 de las Grandes Ligas.

Luego de un 2017 de operación en su hombro de lanzar y de un 2018 de recuperación y regreso a la loma, el lanzador mexicano tomó esas declaraciones de su mánager como un impulso para seguir preparándose de cara al inicio de las prácticas primaverales.

"Puede haber decisiones, todavía es temprano para que estén dando por hecho la rotación, queda tiempo para el spring training y hay que hacer el trabajo en los entrenamientos primaverales, que es lo que importa, me estoy preparando fuerte, como si fuera un abridor y esperar que ojalá sea así, estaré encantando con esa decisión", comentó Urías.

"No he hablado con ellos, pero cuando me enteré por Internet hasta te dan más ganas de trabajar, porque son decisiones importantes para el equipo y que te tomen en cuenta así te motivan para seguir entrenando fuerte aquí en Culiacán".

El sinaloense recarga pilas en su tierra y asiste a los juegos de los Tomateros, equipo al que pertenece en la Liga Mexicana del Pacífico, y a donde invita a asistir a niños y niñas de ligas infantiles y juveniles de beisbol.

Este fin de semana Culiacán recibe a los Charros, por lo que Julio saludó a Sergio Romo, a quien tuvo como compañero en los Dodgers en 2017.

"Primero le pido a Dios salud y llegando fuerte a spring training lo que salga será bueno estando ahí. Dodgers es un equipo muy bueno, competitivo, con dos Series Mundiales seguidas, acostumbrado a ganar, me sentiría muy bien ser abridor con ellos", aseguró el sinaloense.

Urías debutó en las Grandes Ligas en 2016 y en tres años lleva 26 juegos, 20 como abridor, 5 ganados y 4 perdidos, 104.1 entradas lanzadas y 3.71 en efectividad.

- ¿Cómo consideras tu paso por Grandes Ligas?

Bonito y también complicado a la vez. 2016 fue el año de mi debut, hice el boom y 2017 fue muy diferente, vino mi operación y muchas cosas difíciles, pero mientras estemos ahí, trabajando fuerte, sin rendirse, estar ahí es lo más importante.

- ¿Qué significa para ti estar en un equipo que jugó las últimas dos Series Mundiales?

Bastante, en 2017 no me tocó la Serie Mundial, pero este año el vivirla es la mejor experiencia que hay en el beisbol, es el sueño de todo niño, de todo pelotero cuando firma y estar ahí es algo increíble.

- ¿Cómo le hiciste para trabajar los nervios en la Serie Mundial?

Sí te dan y hasta te da miedo, son los únicos dos equipos que quedan (con vida) y toda la gente está pendiente de esos juegos, sí, te dan nervios, pero son cosas que uno tiene que saber llevar, pero desde que uno suelta la pelota del brazo, lo que salga que salga bien.

- Después de tu lesión, ¿en qué consistió tu trabajo para recuperar la confianza?

El saber que ya estás operado, que tienes algo adentro del brazo sí es algo muy difícil, pero mi familia y mis amigos nunca me dejaron de apoyar, aquí en México mucha gente me deseó el bien y eso me motiva bastante, el estar aquí (Culiacán) con los niños es muy motivante.

- ¿Cómo visualizas 2019, cómo te gustaría que fuera el año que entra?

Primero, agarrando un lugar en la rotación o en el bullpen, donde sea, y empezar con el equipo desde el Opening Day hasta la Serie Mundial, con el favor de Dios.

Una vez que terminó la Serie Mundial, se especuló que Julio Urías tendría la posibilidad de que lanzar en invierno con los Tomateros para ir recuperando ritmo en la loma, pero los Dodgers no dieron permiso.

Esta temporada en la LMP, Christian Villanueva, Daniel Castro, Jaime García y Sergio Romo son algunos de los mexicanos que decidieron jugar en este circuito.

"A mí me encantaría jugar, desgraciadamente no llega el permiso del equipo, pero la LMP se está haciendo algo grande en el mundo porque simplemente ve los estadios que la mayoría son nuevos y es lo que motiva a un jugador a querer venir a jugar acá", comentó.