Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
15 de Julio de 2018
Quema de gavilla afecta también productividad del suelo: Inifap
Mónica Valdivia
20 de Abril de 2018

CIUDAD OBREGÓN.- Se acerca la temporada de cosecha de trigo en el Valle del Yaqui y el Gobierno Municipal inició la campaña de concientización entre agricultores para que no recurran a la quema gavilla. 

La práctica que no se ha logrado erradicar, ocasiona que repunten los casos de enfermedades respiratorias y en la piel en las personas, además de escurrimiento nasal y lagrimeo principalmente entre personas con alergia. 

Además ocasiona un daño al medio ambiente como el suelo, que al final repercute en el bolsillo del agricultor que tiene que invertir en su recuperación, informó Juan Manuel Cortés Jiménez, investigador del Programa de Fertilidad de Suelos del Inifap. 

“El castigo se lo hacen ellos mismos, pierden mil pesos por hectárea en nitrógeno al quemar y al cabo de alrededor de cinco a siete años, el rendimiento de trigo se baja hasta una tonelada por hectárea donde queman comparado con quienes no queman”, expuso. 

La autoridad municipal recomienda la labranza mínima que consiste en reincorporar al suelo la paja de trigo, práctica que está demostrado le da más nutrientes al suelo y contribuye a la conservación de la humedad. 

Heliodoro Encinas, Director de Gestión Ambiental para el Desarrollo Sustentable, expuso que el 2017 sumaron siete reportes de predios quemados, cuatro de ellos fueron accidentales y los tres intencionales recibieron la sanción correspondiente. 

“La sanción va de mil 618 pesos como marca nuestro reglamento que es el minino que podemos multar pero es por hectárea, son 20 UMA lo que era el salario mínimo”, dijo el funcionario.

En el Valle del Yaqui el máximo de hectáreas que en un ciclo agrícola han optado por la siembra directa sobre paja de trigo son 8 mil, contra las más de 150 mil que se han sembrado en ciclos anteriores.