Banner
CD. OBREGÓN, SONORA SABADO 17 DE AGOSTO DE 2019
Abarca mucho, supervisa poco y mal Sidur en Obregón
Gustavo Zamora
22 de Enero de 2019

CIUDAD OBREGÓN.- Aunque la voz popular en Cajeme sentenció a las autoridades municipales como responsables por el mal estado de la infraestructura urbana, es la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Sidur) quien con políticas centralistas ha perjudicado aún más la calidad y tiempos de entrega de la obra en Obregón.

La bitácora de seguimiento del programa 2018 de Recarpeteo y Pavimentación de Sidur es un catálogo de inconsistencias, en su mayor parte las obras que según el documento tenían 100 por ciento de avance a septiembre de 2018 en realidad fueron concluidas hasta el mes de diciembre.

Al azar se escogieron obras y exhiben incluso recorte en la longitud de la pavimentación, un ejemplo es la calle Allende, oficialmente debió ser recarpeteada de la calle Michoacán hasta la Yucatán, pero solo se pavimentó hasta la Quintana Roo, los pozos de visita en esta calle son otro obstáculo para los automovilistas que deben evitarlos, pues de pasar sobre pudiera representar alguna descompostura en los vehículos, la empresa constructora es Edificación Integral del Noroeste S.A. de C.V.

El bulevar Ramírez es otra obra que presenta retrasos y aún no ha sido concluida, según la supervisión de septiembre del año anterior presenta un 100 por ciento de avance, la obra le fue adjudicada a Tekton Ingeniería S.A. de C.V.

El bulevar Casablanca ha sido recarpeteado en distintas etapas y presenta un desfase importante en el tiempo de entrega, la obra que contempla desarrollarse desde la Calle Kino hasta la Oasis también oficialmente tiene el avance del 100%, sin embargo, hay tramos inconclusos.

Sin avance en supervisión: Galindo

José Carlos Galindo, secretario de Desarrollo Urbano de Cajeme destacó que a la fecha no ha sido posible realizar la supervisión por parte del gobierno municipal pese a haberlo solicitado a la dependencia que encabeza Ricardo Martínez Terrazas.

“Todas las obras tienen un porcentaje para supervisión, todos los gobiernos cuando tienen obra también está contemplado el costo de la supervisión, la hay interna y externa, les decíamos, déjanos a nosotros para buscar que compañía nos puede dar ese servicio pero que sea local”, mencionó el Secretario de Desarrollo Urbano.

Expuso que los retrasos en la obra pública en ocasiones pudieran no ser imputables a alguna mala práctica por parte de los constructores, quienes dependen de condiciones climatológicas pero sobre todo económicas, pues si hay retraso en los pagos estos se reflejan en los tiempos de entrega.

“Porque si las obras quedan mal en Cajeme y ustedes contratan a un proveedor supongamos de Hermosillo y a un supervisor supongamos de Guaymas pues ni va a estar aquí todos los días y tampoco tiene el arraigo porque su desempeño profesional no está en la localidad”, detalló Galindo Gutiérrez.

“Todo eso lo platicamos con ellos y no se ha logrado avanzar mucho en ello, se siguió licitando en Hermosillo tanto al proveedor como la supervisión de la obra y se entrega en Hermosillo”, concluyó.