Banner
CD. OBREGÓN, SONORA MARTES 23 DE ABRIL DE 2019
Deja descarrilamiento "ganancias" a pepenadores anfibios
Mónica Valdivia
11 de Abril de 2019

CIUDAD OBREGÓN.- En cuatro días, Felipe Cisneros ha ganado ocho mil pesos “pescando” chatarra con una cuerda a la que le amarró dos imanes que extrajo de unas bocinas.

Apenas sale el sol, Felipe y un amigo llegan a las vías del tren y se turnan para uno lanzar los imanes al cauce del Canal Bajo y sacarlos con varios trozos de chatarra, para otro quitar los trozos y depositarlos en un contenedor.

Al igual que Felipe, decenas de personas, entre las que están mujeres y niños, se han dedicado los últimos días a extraer la chatarra que quedó en el cause del canal, luego del descarrilamiento de 10 vagones del tren carguero ocurrido semanas atrás en la entrada norte a Ciudad Obregón.

Algunos llegaron con pequeñas embarcaciones para moverse en el cauce del canal, otros sujetados a cuerdas y con cubetas en mano, prácticamente bucean para del fondo sacar los trozos de acero que transportaban los vagones descarrilados; incluso hay quienes con palas y picos escarban a orillas del canal donde también quedo chatarra cubierta de tierra.

Personal de la Unidad Municipal de Protección Civil llegó al lugar para advertir de los riesgos de introducirse al canal por la velocidad de la corriente, a lo que las personas hicieron caso omiso.

Policías municipales se encontraban en el sitio pero solo observaban la escena compuesta también por compradores de chatarra instalados con todo y báscula.

Las personas, la mayoría de la comisaría de Esperanza, mencionaron que una vez que los trabajadores de Ferromex concluyeron las labores de reparación de las vías tras el descarrilamiento, empezaron a extraer la chatarra, acción por la que hasta el día de hoy, no han tenido ningún problema legal.