Banner
CD. OBREGÓN, SONORA SABADO 17 DE AGOSTO DE 2019
Evoca Armando Toscano cuando se educaba en el hogar
Mónica Valdivia
14 de Mayo de 2019

CIUDAD OBREGÓN.- La mayoría de los maestros de ahora no tienen la mística de responsabilidad y de ejemplo que caracterizaba a los de antes, lo que en parte ha contribuido a que hoy los alumnos no le tengan respeto a la figura del docente, dijo Armando Toscano Pérez.

Con 52 años de servicio en el magisterio, el maestro Armando recuerda cuando lo asignaron como maestro a una primaria rural del Estado de México, los alumnos estaban infestados de piojos y al no haber respuesta de los padres a la petición de atender el problema, un día les cortó el cabello con unas tijeras a todos los niños y no recibió ninguna queja.

Aunque la anécdota pareciera extrema, es un ejemplo dijo de la autoridad y libertad que tenían los maestros.

“Había una frase que decía la letra con sangre entra y nos pegaban, llegaban los padres de familia como mi madre y le decían al maestro: aquí se lo entrego y si se porta mal échele (péguele), y si llega a la casa quejándose más todavía se le pegaba y nadie se quejaba”, expuso.

Originario del estado de Morelos, el maestro Armando llegó a Sonora en 1969 y conquistado por las virtudes de la entidad, echó raíz y decidió que aquí viviría el resto de vida.

Asignado hoy a la tarea de Jefe de la Zona Escolar 11 de secundarias técnicas en Ciudad Obregón, expuso que actualmente los maestros solapan las conductas de los alumnos, en parte por los padres de familia que no toleran que el docente ejerza una autoridad auténtica sobre sus hijos.

“El padre de familia llega y pone al hijo y quiere que ahí se modele, cuando hay otra frase antigua que decía la educación se mama y eso quiere decir que en su casa, desgraciadamente los padres, en su gran mayoría no todos, han olvidado ese precepto y piensan que a sus hijos los tenemos que modelar en las escuelas”, añadió.

Hoy se requieren maestros más comprometidos con su tarea y mayor libertad y padres más abiertos a tolerar a maestros exigentes.

El maestro Armando fue uno de los 28 maestros y maestras que ayer reconoció la Secretaría de Educación y Cultura por una trayectoria de 50 años y mas en la docencia, con motivo del Día del Maestro que se celebra este 15 de mayo.

En Sonora son cerca de 50 mil docentes de todos los niveles que conforman el sistema educativo estatal, los que conmemorarán esta fecha.