Banner
CD. OBREGÓN, SONORA LUNES 18 DE FEBRERO DE 2019
Va INE contra PEF, pedirá 619.2 mdp más
Redacción
22 de Enero de 2019

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional Electoral (INE) presentará en las próximas horas una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra del presupuesto que le otorgó la Cámara de Diputados para 2019.

Los consejeros Ciro Murayama y Marco Baños señalaron que la reducción de 950 millones de pesos que los diputados le impusieron al INE pone en riesgo la autonomía y las funciones constitucionales del organismo, entre ellas la organización de las elecciones locales de este año.

"Es una controversia con base en el Artículo 105 constitucional para solicitar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que pueda reponerse el presupuesto del Instituto Nacional Electoral, que compromete sus funciones constitucionales y su autonomía", aseveró Murayama.

"Nosotros enviamos el Presupuesto más bajo, con una disminución del 37 por ciento frente al año pasado, y el Presupuesto de Egresos de la Federación creció en 45 por ciento; es decir, había más recursos disponibles para la Federación y a pesar de eso nosotros sufrimos el mayor recorte de la historia, que compromete nuestra posibilidad de cumplir con las tareas que la Constitución nos mandata".

Los consejeros electorales, incluido el consejero presidente, sostuvieron hoy una reunión privada para abordar el tema de los ajustes y medidas que el INE tendrá que aplicar ante el recorte de recursos como el postergar el pago a Hacienda de 761 millones de pesos de Impuesto Sobre la Renta para poder obtener los recursos necesarios para organizar los comicios de este 2019.

Murayama confió en que el Instituto pueda llegar a un acuerdo con la Secretaría de Hacienda y obtener 619 millones para poder organizar las elecciones de Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, Baja California y Quintana Roo.

Adelantó que, por ello, mañana el Consejo General del INE aprobará formalmente solicitar a Hacienda una ampliación presupuestal por el citado monto.

Por su parte, el consejero Baños añadió que, si Hacienda les llega a dar la ampliación, se desistirán de la controversia constitucional.

Por el momento, dijo, el INE está en una situación delicada en la que está comprometida su autonomía como institución.

"Se ha afectado por la falta de las previsiones presupuestales, se afectó severamente la autonomía institucional, no podemos cumplir con nuestras atribuciones, ese es el tema", mencionó el consejero.

Rechaza INE estar en rebeldía fiscal

Los consejeros Marco Baños y Ciro Murayama rechazaron que el Instituto Nacional Electoral (INE), que contempla postergar el cumplimiento de sus obligaciones tributarias este año, esté en rebeldía fiscal o en un plan belicoso en contra del Gobierno federal.

El consejero Baños señaló que esa decisión del INE, que será ratificada mañana por el Consejo General, no es un amago en contra del Gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, pues la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Gobernación ya tienen conocimiento de la misma.

Confió, por lo tanto, en que las negociaciones con Hacienda lleguen a buen puerto y el INE pueda obtener los 619 millones de pesos que necesita.

"No estamos amagando al Gobierno federal, le hemos avisado con claridad al Secretario de Hacienda, le hemos informado a la Secretaría de Gobernación de esta decisión tomada por el Instituto, entonces no estamos en un plan belicoso ni estamos tampoco declarando la quiebra del INE", expuso.

Murayama sostuvo, a su vez, que la decisión de utilizar el ISR para financiar las elecciones es una forma que se encontró para subsanar el déficit contable que tiene el INE en su presupuesto anual.

Al igual que Baños, externó su confianza en que Hacienda, a lo largo del año, le otorgue al INE una ampliación presupuestal y así el organismo pueda cumplir cabalmente con sus tareas constitucionales y sus obligaciones.

"El INE no está en rebeldía fiscal, ni estará, es decir nuestra ruta no es entrar a un terreno de ilegalidad", afirmó.

"Es una estrategia para ganar tiempo, para permitir que la propia Secretaría de Hacienda pueda tener los excedentes a lo largo de la operación del año y recibamos esa ampliación, que mañana se va a ordenar se solicite formalmente, mañana el Consejo General va a votar la solicitud de una ampliación presupuestal".