Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
19 de Septiembre de 2018
Columna De Interés Público
por Gustavo Zamora
Piel sensible
Gustavo Zamora | 18 de Septiembre de 2018

Vaya dilema en que muchos priistas se encuentran en este momento, sobre todos los que tenían en la militancia su modo de vida al insertarse en las nóminas de los gobiernos municipales. Dedicados la gran mayoría a adorar a Beltrones hoy la realidad les dice que esa segunda religión no les alcanzará para subsistir.

No faltan los militantes del PRI que acomodaron sus velas para que los aires del cambio morenista los llevan a buen puerto, pero la mayoría conocerán la turbulencia que enfrentan los ciudadanos que no se mantienen del erario.

Con el 2021 enfrente los verdaderos aspirantes al relevo en el Estado ya tienen una ruta en mente, frente a ellos pasarán seguramente decenas de arrepentidos que renegarán del villajuarense para congraciarse de nuevo con el natural aspirante de Cajeme.

Piel sensible

Si algo sobra en nuestra primavera cajemense es sol, quienes anduvieron en campaña lo saben muy bien, abrazador e implacable baña con sus rayos a todo aquel que salga a pedir el voto… pues ni el quemante sol de junio pudo quitarle lo delicado a la piel de Sergio Pablo Mariscal y es que si por la víspera se saca el día vamos a acostumbrarnos a ver su gesto adusto en las sesiones de cabildo.

Bastó con que el regidor por el Partido de Trabajo, Rosendo Arrayales, pidiera tiempo para analizar las ternas a los diferentes puestos planteadas por el Alcalde de Cajeme para que rostro se transformara, visiblemente molesto volvió a solicitar el voto y la moción pasó.

Si bien ser Alcalde tiene una alta relevancia por sus decisiones ejecutivas e implica tomar medidas que alterarán la vida pública del Municipio y sus habitantes, no está la figura de un presidente municipal ajena a cuestionamientos, a críticas, de hecho es uno de los deportes más practicados en Cajeme, criticar a sus alcaldes al grado de denostarlos y proponer poco, lo cual explica en buena medida por qué estamos así.

Hizo agua el Oomapasc

El viernes se les disipó ese forro de glamour, esa pose de destacados directivos de empresa de clase mundial que solían cargar los directivos del Oomapasc, quienes ahí anduvieron por la tarde aseguran que se llegó hasta los gritos y es que algunos que llegaron a la paramunicipal en las vacas gordas del PRI querían que la revolución les hiciera justicia y antes que estar bajo las órdenes del gobierno de Morena querían ser liquidados.

Como no hubo para todos, se aseguraron primero los de la parte superior del organigrama, los que se van con cerca de medio millón de liquidación dejando a los de menor importancia colgados del chorro, cada tres años es el mismo reproche para el Oomapasc sin importar colores del partido gobernante, una paramunicipal que tuvo su origen en el servicio a los cajemenses ha perdido el rumbo, pero ahora sí se les pasó la mano al grado de dejarla seca.

Llega al relevo Rodrigo González Enríquez, hombre de ciencia a quien conocí de líder de un proyecto de desalación hace más de 10 años, antes que el agua se utilizara con fines políticos en el Estado. Corresponderá a él practicar la tarea de saneamiento en un Oomapasc con más suciedad que los drenajes colapsados.