Banner
CD. OBREGÓN, SONORA LUNES 15 DE JULIO DE 2019
Columna De Interés Público
por Gustavo Zamora
Los números no mienten
Gustavo Zamora | 3 de Julio de 2019

Estamos acostumbrados a que nuestras autoridades mientan sistemáticamente e intenten cuadrar la realidad a su conveniencia, lo hacen casi todos los servidores públicos para salir del paso, pero los números no mienten y las imágenes retratan la vergonzosa realidad.

Sobre el tema de violencia hemos escuchado en las últimas semanas tantas versiones relacionadas con el origen y quiénes son los responsables, de todas las ideas sobresalen dos, la primera es simplista y tiene un trasfondo de revanchismo partidista, para muchos ciudadanos el responsable es el Alcalde en turno.

Sergio Pablo Mariscal no es el responsable de los homicidios dolosos en Cajeme. Quizá fue irresponsable al decir meses atrás que la delincuencia iba a la baja y las manifestaciones de violencia se debía a “estertores de esos grupos” y con su inacción al interior de la Policía se perdió tiempo valioso.
 
Pero una cosa es no ser responsable y otra no tener un plan efectivo en la prevención del delito, la realidad rebasa a este y casi todos los gobiernos municipales, las personas designadas para atender asuntos relacionados con la prevención han demostrado con pobres resultados que sus métodos no son los adecuados.

Desde la sociedad civil le recuerdan a este gobierno que están listos para sumarse y desde su ámbito de acción ser parte del esfuerzo por la pacificación, pero emplazan a que digan primero cuales son las líneas de acción y el plan, que se fijen objetivos y trabajar unidos para lograrlos.

Si estos gobernantes de la Cuarta Transformación son tan juaristas como dicen, debieran entender que no es con rezos o prédicas como van a instaurar la paz en Cajeme, que bueno que los llamados del Alcalde en torno a las Jornadas por la Paz han tenido poder de convocatoria, pero no hay una razón que nos haga ser optimistas en sus resultados. Esto es más bien terrenal, a Dios rogando y con el expediente dando.

Dijo bien Sergio Pablo Mariscal en su intervención del martes por la mañana, que los jóvenes y la sociedad en general están como nunca consumiendo contenido violento en prácticamente todos los medios, los antivalores están muy arraigados en las nuevas generaciones inculcándoles la idea que para mejorar su nivel de vida y ganarse el respeto de los demás y los atajos son la mejor opción.

Ojalá entre las muchas formas de inhibir en los jóvenes las conductas delictivas se encuentre el mensaje que los delincuentes paguen por sus actos al margen de la ley. Para ello se requiere primero que la Policía esté a la altura, ojalá se depure como decía López Obrador haría su limpia, de arriba hacia abajo.

Enredado

En esta ciudad en la que lo mismo aparece una maleta con un cuerpo mutilado o pierde la vida un niño víctima del nivel de barbarie, sería bueno hacer conciencia también en la forma como comunica el Alcalde las acciones para pacificar Cajeme y no caer en el riesgo de mostrarse ajeno al dolor u ofreciendo mensajes confusos.

Según datos oficiales el Alcalde y su equipo recibió capacitación semanas atrás sobre el manejo de redes sociales, queremos pensar que ahí se analizó la percepción de los mensajes por parte de los usuarios. Salvo que el equipo de Mariscal Alvarado sepa algo que el resto de la comunidad no, pero una selfie con un Alfonso Durazo sonriente mientras aquí se velaba a un niño no es una forma lógica de ser empático con las víctimas, ojalá alguien ayude al Alcalde para que no se enrede con las redes.