Banner
CD. OBREGÓN, SONORA MARTES 22 DE ENERO DE 2019
Columna De Interés Público
por Gustavo Zamora
La frivolidad de Mariscal
Gustavo Zamora | 25 de Septiembre de 2018

Solo porque me tocó verlo a unos metros de distancia lo pude creer, el lunes Sergio Pablo Mariscal Alvarado en la primer “rueda de prensa oficial” como alcalde de Cajeme se refirió de forma frívola a los acercamientos que ha tenido para reducir la violencia que flagela al municipio.

De forma anecdótica le platicó a las y los reporteros que abrazaba a Durazo Montaño, el futuro responsable de la seguridad del País mientras López Obrador le decía que no lo abandonaría, el asunto le causó gracia a Mariscal Alvarado y creyó que sería motivo de chacota entre los reporteros. ¿Qué pensarán las familias de los muertos que por docenas se cuentan en el municipio de la seriedad con que el Alcalde aborda los temas de seguridad? ¿Acaso consider que es un tema como para buscar hacerse el gracioso?

Yo no alcanzo a comprender por qué tanto culto a la personalidad promovida a un Alcalde que abanderó a la izquierda, tenía el concepto que esta ideología y sus seguidores son personas más directas en su trato, lo cual no tiene nada que ver con el respeto que nos debemos unos a otros; el “el señor presidente nos instruyó”, “el señor presidente nos instó”, el señor presidente, el señor presidente… muy pronto harta ese culto a la personalidad.

Estamos hablando de Cajeme, un municipio de menos de medio millón de habitantes con un presupuesto limitadísimo, de bandas de criminales que se matan por ver quien distribuye la droga, donde los servicios que ofrece el Municipio a sus habitantes son de mala calidad y a destiempo, tenemos tantos retos por delante como sociedad y pareciera que Sergio Pablo Mariscal está más entretenido por hacernos saber a los Cajemenses que en él y en nadie más se centra el “mandato” de Cajeme.

Nadie a estas alturas le regatea un solo voto a Juntos Haremos Historia, nadie cuestiona que tuvo mayoría para ocupar los puestos de elección popular, sin embargo, muy pocos votantes se detuvieron a ver a quien postulaba Morena para la alcaldía de Cajeme, votaron sin saber su nombre por alguien que ahora como Alcalde ha despertado en nueve días enormes dudas sobre sus acciones de gobierno.

Preocupa que reclame en plena rueda de prensa el reflector a sus subordinados y les limite el tiempo de participación – aun cuando el servidor público haya utilizado su intervención para lanzar un halago tras otro a su superior.

Hoy debo decir me sorprendió el tono grandilocuente con que se asume una reunión entre dos alcaldes, el de Bácum y Cajeme. Le llaman pomposamente “agenda bilateral”, como si se tratara de temas que involucran a dos dignatarios.

Algunos integrantes de Morena y los partidos de la coalición ganadora reclaman que no tienen la representatividad en los puestos de trabajo que tradicionalmente designa el ejecutivo, no tendrían por qué tenerlos pues apoyar un proyecto político en campaña no debiera hacer merecedor a los morenistas de ocupar puestos como servidores públicos, costumbre que criticamos tanto al PRI y PAN.

Por otro lado, es plausible que se revisen uno a uno el desempeño y la naturaleza de las funciones de cada empleado municipal a quienes en la administración de Faustino Félix Chávez se les concedió la base, de hacerse esta revisión saldrá a la luz mucha parentela de allegados al ex alcalde, mucho improvisado en puestos que no cubren el perfil y hasta favores a comunicadores de algunos medios, ojalá vayan al fondo en este tema.

Salvo honrosas excepciones la mayoría de los funcionarios que todavía se desempeñaron con Faustino demostraron, por decirlo de una forma elegante, que sus habilidades y preparación se quedaban lejos de lo que los puestos requerían. 

Hoy se está ante la oportunidad histórica de dignificar el servicio público municipal, ojalá los cajemenses tengan trabajadores en el Ayuntamiento que cumplan a cabalidad con sus funciones. Por lo que se ve hasta el momento continúan los vicios de conflicto de interés por ejemplo en Contraloría su titular revisará los estados financieros que dejó ¡su hijo! 

En cuanto a resultados de fondo es muy prematuro e injusto hacer un análisis serio y objetivo, pero empezaron mal en la forma, con el estilo de un jerarca intolerante y cuadrado que busca concentrar el mandato y la atención en una pareja.