Banner
Banner
Ciudad Obregón, Sonora
22 de Julio de 2018
Prevén libertad de Padrés para enero
Reforma
20 de Diciembre de 2017

CIUDAD DE MÉXICO.- El ex Gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, solicitó a dos jueces federales la sustitución de la prisión preventiva por la medida cautelar de libertad, tras quedar procesado sólo por dos de los cuatro delitos que originalmente le imputó la Procuraduría General de la República (PGR).

Su eventual salida del Reclusorio Oriente, en caso de concederse, ocurriría en enero próximo, según informes del Poder Judicial de la Federación.

Guillermina Matías, Juez Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, dictó la formal prisión contra Padrés por un presunto lavado de 178 millones de pesos y, en cumplimiento a una sentencia de amparo, oficializó la cancelación de la delincuencia organizada, el único delito que lo mantenía preso.

La semana pasada el Juez Décimo Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de la Ciudad de México, Guillermo Francisco Urbina Tanús, le dictó en otro juicio la libertad por un lavado de 8.8 millones de dólares y la prisión por una defraudación fiscal equivalente al mismo monto.

De acuerdo con fuentes judiciales, una vez que los juzgadores repusieron el procedimiento, el ex Gobernador solicitó llevar sus juicios en libertad, conforme a la Miscelánea Penal de 2016, que ya no considera la prisión preventiva oficiosa para los delitos de lavado y defraudación fiscal.

Indicaron que parece poco probable que este mismo año Padrés abandone la cárcel, ya que la Unidad de Seguimiento y Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso debe emitir una evaluación sobre el acusado que tarda en promedio unos 10 días.

Los juzgados deben fijar después una fecha para la audiencia en la que se convoca tanto a la defensa del procesado como a la PGR, para que diriman sus argumentos y el impartidor de justicia decida si concede o no la libertad.

Aunque Padrés tenga derecho, esto no quiere decir que la libertad le vaya a ser concedida en automático, pues debe acreditar que tiene arraigo en los lugares donde se llevan sus procesos y que no existe un riesgo de fuga.

Cuando se concede ese beneficio, por lo regular va acompañada de otras medidas como el pago de una garantía, la firma del libro de procesados, la prohibición para salir del país y el uso de brazalete electrónico.

Padrés fue detenido el 10 de noviembre de 2016 en el estacionamiento de los juzgados federales del Reclusorio Oriente, cuando acudía voluntariamente a una comparecencia ante el juez Urbina Tanús, a sabiendas que ponía en riesgo su libertad.

El juzgador lo procesó por lavado y defraudación fiscal, mientras que en Toluca le abrieron otro juicio por lavado y delincuencia organizada. Hoy sólo están vigentes los cargos de menor gravedad en cada uno de sus procesos.